Posturas de yoga para mejorar el equilibrio

Los ejercicios que exigen la coordinación de movimientos, como es el caso de algunas posturas de yoga, nos ayudan a entrenar el equilibrio, una facultad que está estrechamente relacionada con el oído interno, donde se encuentra el aparato vestibular o laberinto posterior, que, entre otras funciones, da información al cerebro de nuestra postura corporal y posición espacial. Con su buen funcionamiento, además, se evita que suframos alteraciones como los llamados vértigos, un trastorno que provoca mareos, inestabilidad, sensación de que todo gira alrededor… También, como con la práctica de otros deportes, estos ejercicios ayudan a aumentar la irrigación sanguínea del oído y eliminar el estrés, que en muchos casos es una de las causas de los problemas auditivos.

Guerrero 3 o postura en ‘T’
Colócate de pie y estira los brazos por encima de la cabeza con las palmas entrelazadas. Inspira y, al exhalar, comienza a elevar una pierna hacia atrás y ve inclinando el rostro hacia delante hasta conseguir que la cabeza, la espalda y la pierna formen una sola línea. Realiza respiraciones profundas y mantén la mirada fija en un punto para ayudarte a mantener el equilibrio. Repite el ejercicio con la otra pierna.

Loading...
Close
Contador de visitas y estadísticas
empresa diseño gráfico