Suplementos alimenticios: por qué no los necesitas

Según un último estudio elaborado por la OCU, un 30% de los consumidores encuestados toma en la actualidad algún complemento alimenticio -en la mayoría de casos, suplementos ricos en calcio, omega 3, minerales como el magnesio o el potasio y vitamina D- con el objetivo de mantener una dieta equilibrada. Una tendencia en aumento que preocupa a los expertos de la Organización de Consumidores y Usuarios, que ven en la venta de suplementos un gran negocio repleto de agresivas campañas publicitarias. Pero, ¿realmente son necesarios los complementos dietéticos o es suficiente con llevar una correcta alimentación? Los expertos nos sacan de dudas: excepto casos concretos, una alimentación equilibrada será suficiente para aportar todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita.

Una dieta variada y rica en alimentos frescos hace que sea totalmente innecesario tomar este tipo de suplementos, que únicamente son necesarios cuando existe una patología concreta y un profesional médico que lo aconseje. “Se está haciendo mucho hincapié en el aporte de vitaminas y minerales, por ejemplo, en deportistas; lo que me parece perfecto ya que sus necesidades en el caso de ciertas vitaminas puede llegar a triplicarse. Sin embargo, hay veces que no nos damos cuenta de que el aporte puede exceder las cantidades recomendadas. En este caso, es muy importante que sepas que un exceso de vitaminas y minerales no nos va ayudar a tener un mejor rendimiento. Pero sí podemos tener problemas si usamos de manera incontrolada la suplementación. Por tanto, para aportar la cantidad de vitaminas y minerales que necesitas, debes llevar una dieta equilibrada y variada y rica en fruta y verdura (tanto cruda como cocida)”, explica la nutricionista Marta Lorenzo. “Solo puedo recomendar el aporte de suplementos en el caso de que por motivos de trabajo, horarios irregulares, problemas a la hora de comer o problemas de absorción de nutrientes, etcétera, no haya otra forma de cubrir las necesidades nutricionales diarias. Aunque recuerda que siempre debes dejarte asesorar por un profesional”, apunta.

Todo va a depender de nuestras necesidades, del deporte que practiquemos, del estilo de vida que llevemos… Y, por tanto, no quiere decir que en algún momento puntual no vayamos a necesitar un aporte suplementario para mejorar algún aspecto de nuestra salud. La doctora María Amaro, de la Clínica Feel Good, nos explica: “Existen pruebas científicas y médicas que demuestran que algunos suplementos dietéticos benefician la salud en general y ayudan a controlar algunos trastornos. Algunos ejemplos son el calcio y la vitamina D, muy importantes para mantener los huesos fuertes y reducir la pérdida ósea; algo que no sólo es vital en el deporte, sino en la vida. Otros, como el ácido fólico, disminuye el riesgo de ciertos defectos congénitos tomándolos antes y durante el embarazo; y los ácidos grasos omega 3 de los aceites de pescado podrían ayudar a algunas personas con enfermedad cardíaca”. Eso sí, puntualiza la experta, ya sea para resolver un problema de salud, para controlar el peso o para realizar deporte, los suplementos nunca deben autosuministrarse y es preciso consultar a un médico especialista.

Loading...
Close
Contador de visitas y estadísticas
empresa diseño gráfico